Gatitos Sphynx de santa cruz a tu país ¡vuelos directos!

ENVIOLos felinos suelen ser muy sensibles a los cambios de ambiente, y aunque nuestros gatos son menos susceptibles con respecto a esto, los animales siempre se ven afectados de cierta manera el tener que viajar en un avión.

Sabemos acerca de los riesgos que sufren las mascotas al viajar en avión debido a la altitud y otros factores, es por eso que tomamos todas las consideraciones pertinentes para que el viaje no sea perturbador ni tenga efectos negativos sobre tu gato.

El gato esfinge viajará en la cabina ya que tenemos conocimiento de que es problemático si viajan en la bodega de carga o en el maletero. Hay historias de una cantidad mediana de incidentes con las mascotas que viajan en la bodega de carga, por eso siempre evitamos que los gatos tengan que viajar allí.

En las aerolíneas hay un límite en la cantidad de mascotas que pueden viajar en la cabina, y eso hace que tengamos que reservar de forma anticipada para asegurarnos de que haya lugar libre. Nunca aceptamos que los gatos tengan que viajar en otro lado que no sea la cabina.

Por consiguiente, nos contactamos con la aerolínea con varias semanas de antelación, ya que algunas tienen políticas diferentes respecto a las mascotas.

Algunas prefieren abstenerse de aceptar mascotas en la cabina, algunas más aceptan muy pocos allí, y hay otras que son un poco más permisivas en cuanto a viajes de mascotas.

Como hemos realizado tantas entregas, ya tenemos conocimientos sobre cuáles son las aerolíneas que pueden darnos un mejor servicio.

Antes de la fecha de transporte del gato, lo habituamos a entrar y salir de la jaula, debido a que es lo que piden en el aeropuerto como inspección de seguridad. Además, preparamos la jaula para que su viaje sea más confortable.

Al tratarse de gatos esfinge, incluimos toallas absorbentes en el fondo de la jaula para que al hacer sus necesidades la toalla absorba la orina. Igualmente les damos toallas para que su cuerpo esté bien abrigado, siempre cuidamos de que su temperatura no se vea mayormente afectada por muy corto que sea el viaje.

Somos un bald cat breeder ubicado en Bolivia, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Realizamos envíos a toda Bolivia por medio de avión directo, por lo que el viaje será corto y cómodo para los gatos.

También hacemos entregas en toda América Latina y en Estados Unidos, Miami, Nueva York y Washington.

Todos estos viajes son vuelos directos para evitar malestares en el gato esfinge canadiense.

Para que tu gato pueda trasladarse en avión, las autoridades de la aerolínea pedirán cierto tipo de documentación, la cual será suministrada por un veterinario.

Para esto, reservamos una cita con el veterinario a pocos días del vuelo para que emita un certificado de salud para viajes.

Este certificado demostrará que el gato es saludable y no cuenta con parásitos. Asimismo, un registro donde se vea cuáles vacunas ha recibido.

Cuando hablamos de viajes –sean nacionales o internacionales– se exigen vacunas que hagan frente a enfermedades contagiosas, virales y sobre todo, la rabia.

En cuanto a las vacunas tampoco tenemos problemas ya que siempre mantenemos el cronograma de vacunas al día.

Estos documentos de salida y envío / entrega los deberás pagar con anterioridad, al momento de completar el pago del gato.

Cuidados adicionales con el gato sphynx

– El día del viaje no acostumbramos a alimentar a los gatos, esto como consejo del veterinario con el motivo de reducir el riesgo de que el gato sienta nauseas y vomite si tiene el estómago lleno.

No obstante, cuando se trata de viajes largos siempre se tiene a la mano un poco de comida por si tiene demasiada hambre y una botella de agua para que el gato beba en caso de que lo necesite.

En ocasiones también hacemos uso de pañitos o aerosoles con feromonas para que los gatos se sientan más cómodos y tranquilos.

– Pidiendo la opinión del veterinario, podemos darle un medicamento al gato para que viaje sedado, esto hará que no sufra todo el proceso que el viaje produce. Los medicamentos no siempre son los mismos y en ocasiones no los usamos, todo depende de lo que diga el veterinario.

– Cuando se realiza el control de equipaje y se pasa el contendor o jaula por el dispositivo de rayos X, debemos sacar al gato de la jaula, pero al cargarlo debemos hacerlo de forma delicada para que la mascota no sufra de una ansiedad mayor. Esto, por supuesto, es en caso de no estar sedados.

– Colocamos una etiqueta en la jaula para que sea más sencillo identificarlo. La etiqueta va a contener el nombre del dueño, la dirección de su nuevo hogar, tu número telefónico y el destino final del viaje.

De igual forma se implanta un microchip entre los omoplatos del gato para evitar que haya extravíos. Este microchip es indoloro y tiene aproximadamente el tamaño de un grano de arroz.

Lógicamente este chip es implantado por un veterinario con experiencia en este procedimiento.

Jaula o contenedor

Modelos hay muchos, y algunos son mejores que otros dependiendo de la raza del gato y cuál aerolínea se vaya a usar.

Por ejemplo, cuando empezamos con los envíos en avión nos encontramos con aerolíneas que limitaban el peso del “paquete” a 7 u 8 kilos incluyendo el contenedor.

Por eso empezamos a considerar tanto las comodidades que el transportín trae como que el peso no exceda el estipulado por la aerolínea. Sucede que al exceder el peso, indican que el gato no puede ser llevado en la cabina, lo que para nosotros es inaceptable.

Así que también pensamos en las medidas entre la silla y el piso, ya que siempre llevamos a los gatos debajo del asiento delantero a nosotros. Esto también es considerado necesario para poder viajar en cabina, ya que si el contenedor no cabe, nos dicen que no podemos tenerlo en la cabina.

Siempre hay muchas cosas que tomar en cuenta cada vez que se trata de viajar con una mascota, sobre todo si son tan exigentes como los gatos egipcios.

Siempre hacemos lo mejor para que tu gato llegue sano y salvo a su nuevo hogar.