Cuidado de esfinge

CUIDADO DE LA ESFINGESi lo que quieres es una mascota dependiente, estos gatos esfinges son los indicados.

Cuidar un gato esfinge es como cuidar a un bebé, exige atención, mucha más atención que cuidar a un gato de otras razas. Pero, estos cuidados no son nada complicado, por lo que luego de encontrar una rutina, no habrá ningún problema.

Los cuidados que exige van desde el baño hasta la ropa que deben usar cuando hace frío, incluso evitar que esté expuesto al sol por mucho tiempo.

Todos estos cuidados son los que lograrán que tengas un gato egipcio saludable y longevo, por lo que podrás disfrutar de su encantadora compañía por muchos años.

Protección de la piel

Su piel requiere cuidado tanto en el frío como en el calor, así como de forma frecuente para que tu gato esté limpio y sin altos riesgos a contraer enfermedades en la dermis.

Una de las cosas más importantes en el cuidado de estos gatos es su piel, y de cierta forma tiene relación con la temperatura. En invierno hay que tener una temperatura constante de 22 a 25 grados aproximadamente y en verano hay que tener cuidado con el sol ya que se puede quemar.

En cuanto a su higiene, la piel del gato egipcio puede limpiarse con toallas húmedas para bebés, sobre todo entre los pliegues puesto que estas suponen un riesgo de dermatitis si no se mantienen limpios.

Visitas al veterinario

Las citas al veterinario siempre han sido necesarias cuando se tiene una mascota, y es que con ellas es como se lleva un registro de la salud de los animales, se le recetan vacunas y se mantiene al día todo lo relacionado con desparasitaciones o afecciones que puedan llegar a sufrir los gatos sphynx.

Con una cita anual bastará, pero esto dependerá totalmente de la forma en que veas a tu gato. Si piensas que necesita una visita frecuente o simplemente te sientes más cómodo con una revisión periódica, está bien.

Sin embargo, toma en cuenta que con cada salida debes prepararte con todo lo necesario para que tu gato esfinge no sufra por el clima.

Generalmente con las citas al veterinario se previenen enfermedades como insuficiencia renal o problemas urinarios, sarna, así como anemia, coronavirus felina, peritonitis u otras enfermedades.

Temperatura

Bien sabido que la temperatura del gato esfinge es más alta que la temperatura habitual entre los demás gatos, hay que tener cuidado extra en este aspecto, sobre todo en invierno.

Los gatos sphynx son de clima cálido, por su ausencia de pelo son muy friolentos, así que pueden enfermarse con un resfriado.

Aunque intentes mantener la casa con la temperatura adecuada, conservando el calor del hogar, suele pasar que la temperatura en invierno baja en exceso y es en este momento cuando se deben tomar las medidas necesarias.

Puedes utilizar ropa para gatos para abrigarlo, igualmente hacer una cama o un nido lleno de mantas para mantener el calor, además brindarle refugio cuando lo necesite, así como calentar un poco su porción de comida húmeda o comida que le prepares en casa.

Por el contrario, en verano el sol puede causarle insolación, lo que también puede llegar a causar quemaduras o ardor en la piel, así que es recomendable supervisar su exposición al sol en estas épocas calurosas del año y vigilar que no esté teniendo alguna reacción adversa.

La temperatura del hogar no debe cambiar demasiado, tratando de mantenerla entre los 22° a los 25°C, puesto que si es una temperatura inferior el gato puede sufrir de un resfriado, tener malestar y gripe.

Alimentación

Todo aquel que tiene o ha tenido un gato egipcio sabe que tienen un apetito voraz, por lo que si estás por obtener alguno, tendrás que prestar atención a cómo dividir las raciones de alimento.

Las raciones varían dependiendo de la edad y estilo de vida que lleva, donde el fabricante de la marca escogida establece una medida que debe ser suministrada día a día, así que a partir de esto se tendrá que racionalizar.

En cuanto al tipo de comida ideal, es preferible -y lo ideal- que lo alimentes con una dieta balanceada que combine la comida sólida y la comida húmeda o semi-húmeda en un 70 % – 30%, u 80 – 20.

En general la comida debe cubrir la cantidad de proteínas que su cuerpo necesita, sobre todo las calorías que necesita puesto que ellos “sudan” debido a su alta temperatura corporal.

Así que lo mejor será que alimentes a tu gato esfinge con mayor proporción de grasas y proteínas.

Vacunas

Las vacunas son un detalle importante en cuanto al cuidado del gato esfinge -así como en el caso de casi todas las mascotas-, por lo que las visitas al veterinario ayudarán a mantener estas vacunas al día.

En este apartado es igual a todas las razas de gatos, donde al gato esfinge se le puede vacunar contra enfermedades o infecciones como calicivirus, peritonitis, leucemia felina, herpesvirus, rabia, panleucopenia, entre otras.

Desparasitación

Siguiendo el consejo del veterinario, sabrás qué desparasitante usar y cuándo hacerlo. Por lo que si sigues con el tratamiento de desparasitacion, podrás prevenir que a tu gato egipcio lo infesten parásitos externos -como garrapatas o pulgas- o parásitos internos -protozoos o lombrices intestinales-.

Limpiar el lugar donde se aloja

Limpiar el sitio donde el gato esfinge duerme es igual de importante que su alimentación e higiene, puesto que es el lugar donde más convive.

Para realizar la limpieza se debe llevar al gato a otro sitio, sobre todo si es invierno cuando vas a hacer la limpieza.

Al ser de climas cálidos, cuando abres la ventana para dejar entrar aire y purificar el ambiente donde estás limpiando, este aire frío entrará y tu gato puede correr el riesgo de resfriarse.

Luego de que todo esté limpio, puedes trasladar al gato a su espacio habitual.

Los productos que uses para la limpieza deben ser los adecuados para gatos de esta raza, pero igualmente observa si estos generan alguna alergia en tu mascota.

Teniendo estos detalles en consideración harás de la vida de tu gato mucho más agradable, manteniendo una temperatura que le sea satisfactoria, protegiéndolo del frío, brindando un buen alimento balanceado y procurando que esté aseado.

Comúnmente se suele olvidar que cada mascota merece de un cuidado especial, algunas de una forma un poco más estricta al ser de cierta raza o tamaño, por lo que se puede decir que el gato esfinge es uno de ellos.

Requiere de cuidados, puede que un poco más de lo que estarías acostumbrado con otros gatos, pero todo el cuidado que le brindes te será retribuido con cariño incondicional.