Adaptación en la nueva casa y familia

ADAPTACIÓNCada animal necesita tiempo para adaptarse al ser adoptados, siendo que estaban acostumbrados a otro ambiente y con otras personas.

En el caso del gato esfinge, aunque son sociables y amables con los extraños, es una situación diferente cuando es llevado a otro ambiente a convivir con personas a las que no está adaptado.

Por lo que se necesita cubrir sus necesidades y algunas mejoras en el hogar para que su adaptación en la nueva casa y familia sea más tranquila y satisfactoria.

Los gatos esfinge pueden vivir más de 17 años, y en ese tiempo posiblemente hay mudanzas, cambios de trabajo, nuevos integrantes en la familia, por lo que debemos ser conscientes de que todos estos cambios le afectan y pueden dejarlo confundido.

Antes de comprar un gato sin pelo se tiene que crear un sitio seguro para que no haya riesgos de lesiones o daños extremos, por lo que tendrás que optar por comprar ciertos equipos que son necesarios al tener un gato.

Rascador para gatos

Por naturaleza los gatos tienden a afilar sus uñas en superficies verticales y altas, como los árboles en el caso de gatos que están en exteriores.

Entonces, para gatos que conviven mayormente en interiores, necesitan otra superficie que les sirva de sustituto y tenga resultados. Por eso, en ocasiones los gatos tienden a rasgar el sofá al no tener un lugar destinado para afilar sus uñas.

Los rascadores que se tienen que comprar deben ser verticales y rígidos, además, mientras más alto sea, mejor.

Hay rascadores que tienen varias superficies para que el gato pueda desplazarse en todas estas elevaciones, así como hay otros que cuentan con juguetes que igualmente le servirán para distraerse.

Los rascadores –porque puedes comprar varios y de distintos tamaños– debes situarlos en las áreas de la casa donde se conviva por más tiempo, ya que si los colocas en una habitación que casi no se usa, el gato tampoco se acercará.

Tienes que situarlos en áreas como la sala de estar, la habitación donde tengas el computador, la cocina y, de ser necesario, en las habitaciones que use la familia.

Estos rascadores pueden servir como área de descanso, ya que si compras uno con varias plataformas, tu gato se quedará a descansar allí. Adoran dormir en superficies altas, y si el rascador se mantiene cálido, lo amará.

Zona adecuada para hacer sus necesidades

Al comprar uno de nuestros gatos sin pelo, estará entrenado para usar la bandeja de arena, por lo que no tendrás mucho problema con esto.

Normalmente, no habría problema en absoluto, pero al hablar de una nueva casa y familia, es probable que se confunda y no sepa dónde hacer sus necesidades.

Para esto, crea un “lugar seguro”, preferiblemente una habitación donde incluyas todo lo que necesita, desde rascadores y bandejas de comida hasta la bandeja de arena.

Poco a poco se irá adaptando y sabrá a dónde debe ir, además que esto hará su adaptación en la nueva casa sea más sencilla.

Este lugar de seguridad será su escondite cuando algo le incomode o se sienta temeroso, por lo que siempre deberá estar habilitado y accesible.

Bandejas de arena o arenero

Si bien es importante que reconozca un sitio donde pueda hacer sus necesidades, es importante el sitio donde la coloques. Este sitio debe ser poco o nada transitado, lejos de los ruidos.

Hay varios modelos de bandejas de arena y lo mejor es que sean amplias y con bordes bajos, ya que los gatos prefieren que sean accesibles y sin tener que escalar o pasar “obstáculos” para llegar. No obstante, este tipo de bandeja suele requerir más limpieza en sus alrededores porque el gato suele tirar arena fuera.

Con respecto al cambio de las bandejas de arena, hay que retirar las heces a diario y cambiar el contenido completo de la bandeja una vez por semana.

En cuanto a la arena, suelen responder bien a la sepiolita –que es la más común–, aunque hay diversos tipos en el mercado. Siempre se debe usar la que más le guste al gato, pero al comprar uno de los nuestros, te informaremos sobre los respectivos detalles que deberás considerar.

Sitios para la comida y agua

Antes mencionamos que en el lugar seguro debe estar todo lo que el gato esfinge requiera –obviamente siendo una habitación cálida–, en ese caso la comida y el agua deben estar bien alejadas de la bandeja de arena.

Luego de que nuestro gato sin pelo se haya adaptado a las áreas del hogar, sigue esta norma de dejar las bandejas de comida y agua alejadas de los areneros.

En el caso del agua, hay que distribuirlas a lo largo de la casa, si tienes plantas, colocarlas por allí. En cuanto a las bandejas de comida es distinto, ya que los gatos sin pelo tienen un metabolismo acelerado, así que la comida deberás suministrarla dividiendo las porciones a lo largo del día.

Como suelen estar detrás de ti en casa, bastará con servirle en el sitio, igualmente tiene que ser en un área silenciosa y tranquila.

Adaptar áreas de la casa

Los felinos son curiosos por naturaleza, y los gatos esfinge suelen saltar por doquier y subir a superficies cálidas o donde se sienta el calor del sol, por lo que tienes que prestar especial atención con las ventanas.

También, adaptar los enchufes y disminuir la presencia de cables en el hogar.

Son juguetones, por lo que siempre estarán en la búsqueda de cosas nuevas que puedan usar para jugar.

En el caso de los cables, ubícalos de tal manera que no puedan tener acceso a ellos, así como objetos filosos que puedan tropezar y lastimarse.

Intenta que tu hogar no sea excesivamente ruidoso, sobre todo en pleno proceso de adaptación, donde va a estar más susceptible a todo.

En conclusión, mantén un lugar donde pueda descansar, jugar y socializar, preferiblemente donde más conviva la familia; otro espacio para su aseo, que sea de fácil acceso para el gato esfinge así como apartado y tranquilo.

Por último, la alimentación. Cuida que estén alejadas de la bandeja de arena y que al comer sea un sitio tranquilo y silencioso.