4

El gato esfinge no es peculiar solamente por su apariencia, sino también por su actitudes en el hogar. Algunas veces te preguntarás si esos comportamientos extraños son en realidad, normales.

Día a día los gatos esfinge -y gatos en general- muestran comportamientos que resultan ser sorprendentes y extraños a los ojos de las personas, pero a los ojos de un gato, son totalmente normales.

Esconder sus patas debajo de su cuerpo

Cuando hacen esto, es porque quieren alcanzar la temperatura corporal que más les gusta. Esta actitud te puede parecer extraña o simplemente no le habías buscado la respuesta a ello, pero toman la posición para eso: recuperar temperatura corporal.

Esconderse en las maletas, bolsas o cajas

Para el gato esfinge, estos lugares son como un refugio, donde puede esconderse en caso de que algo lo incomode. No basta con el sitio que has organizado para él, igualmente toma las maletas, cajas o bolsas como lugares para descansar un tiempo sintiéndose protegido.

Además, buscará estos lugares si tienen una temperatura más cálida.

Dormir sobre superficies extrañas

El gato esfinge siempre está en la búsqueda de calidez, un sitio que genere una temperatura un poco más alta. No te extrañes si lo ves durmiendo sobre superficies como la TV o el computador, puesto que si estos generan calor, allí estará.

Quedarse parado en tres patas

Cuando ves que tu gato esfinge se ha quedado parado en tres patas -con una pata delantera levantada- es porque quiere estirar su cuerpo.

Ellos van a evitar estirarse en el suelo y van a preferir hacerlo en un sitio cálido, por lo que estarán parados de esa forma.

A veces se queda con la boca abierta por un tiempo

Hay momentos en los que el gato olisquea algo y se queda por un momento con la boca abierta, lo que pasa en estos casos es que está usando un órgano que tienen en el paladar que va conectado a su olfato.

Este órgano sirve para detectar las feromonas y también está presente en los demás animales, incluso las personas.

Posa frente a un espejo y no se reconoce

Los gatos reconocen o identifican a otros gatos por medio del olfato, no por la vista. Entonces, cuando ellos se ven reflejados en un espejo se sienten confundidos porque no pueden percibir el aroma del otro gato que ven, siendo que ese otro gato es su reflejo.

Posiblemente las primeras veces que vea su reflejo en un espejo se asuste un poco, los cachorros posiblemente empezarán a jugar con el reflejo.

Se pone a saltar de repente

Puede que te parezca un comportamiento extraño pero los gatos esfinge saltan con frecuencia en la casa, sobre todo cuando están jóvenes.

Aunque esta raza es de comportamiento sumiso, también es bien enérgica y le encanta dar saltos por toda la casa. Es una manera de gastar energía.

A veces saltan tan alto para subirse a una superficie de la casa y en ocasiones se quedan en la parte superior de una puerta.

Lo cierto es que verlos saltar de esa forma es muy divertido, en otros momentos incluso saltará y luego se pondrá en tu hombro.

Morder las plantas

Esta actitud es algo común en los perros, por lo que en los gatos también lo es.

Generalmente se debe a que tienen malestar en el estómago o simplemente por curiosidad, también puede que se deba porque quieren probar algo de diferente textura.

Para los gatos que les gustan las plantas, puedes pedir la opinión del veterinario y comprar un pasto especial para que pueda jugar con él (pero no dejes que el gato lo coma).

Ciertas plantas son dañinas para los gatos así que presta especial atención en ello, acude al veterinario y pide su opinión.

Se acuesta en el teclado del computador

Se ha mencionado que buscan sitios cálidos para descansar, y un teclado no es nada cálido.

La respuesta a su comportamiento extraño es que si ve que usas mucho el teclado o piensas usarlo en ese momento, él se acostará allí para llamar tu atención.

¿Qué mejor que estar en el sitio que más usa su dueño?

Te sigue a cada rincón de la casa

Esto pasa prácticamente siempre y es probable que ya sepas su motivo.

El gato esfinge es muy dependiente de su dueño, así que siempre va a querer estar donde estés, bien sea para sentirse protegido o para sentarse sobre tus piernas y recibir calor.

Incluso si estás en el baño o en la cocina, va a seguirte para qué estás haciendo y -por gracioso que parezca- ver si te puede servir de ayuda.

Un consejo es que debes ocultar todos los objetos filosos que estén a la vista, asimismo, los cables que queden colgando de la pared.

Debido a sus saltos o infinita curiosidad puede querer adivinar para qué sirven y corre el riesgo de lastimarse.

Atiende a tu llamado

Aunque es de conocimiento general que los gatos “ignoran a sus dueños”, no consideres extraño que tu gato esfinge responda a tu llamado.

Son unos felinos muy inteligentes que suelen acudir cuando los llamas por su nombre, así que no es un comportamiento extraño si tu gato actúa de esta manera.

Camina y maúlla pero no para pedir comida

En estos casos hay que descartar que lo haga por alguna dolencia física, así que observa su comportamiento general para ver si algo le está molestando.

Considera el contexto en que lo está haciendo, puesto que a veces sucede porque su celo se está acercando o se ha percatado del olor de otro gato.

Si ves que su comportamiento está conectado a una dolencia, acude al veterinario.

En general hay comportamientos de los gatos que resultan extraños y realmente tienen una explicación muy sencilla y que luego de saberlo, parece una actitud de lo más normal.

Sucede en otras razas más que todo, que muerden la ropa o la comen, por lo que se debe acudir al veterinario si ha ingerido objetos de plástico o cartón y tomar las medidas necesarias. Este comportamiento se debe a que sufren de ansiedad y debe ser tratado con rapidez.

Mayormente los comportamientos extraños que puedas observar en tu gato esfinge será producido por sus ganas de estar en sitios cálidos, de sacarte una sonrisa o la manera de llamar tu atención.

Con el tiempo aprenderás cada una de sus facetas y estarás familiarizado con cada actitud que realice.